Sehablarloperoamiestilo

Lingüística y pensamientos emancipados

Zoología de los Micropenes

Me gustan los Micropenes1. Estoy deviniendo fan total de lo científicamente llamado microfalosomía. Es casi mi única diversión para venir a la playa. El verdadero motivo para que me acosté en la orilla siendo capitalizar la vitamina D y si puedo sacarme un ligero bronceado dorado al final de mi exposición solare, con eso cumplido me tenéis feliz para todo el día. Así que me instalo encima de una toalla rosa fucsia, por si a caso mi tez incandescente no bastaba a destacar en medio de la arena, y miro la fauna playera atrás de gafas de sol KingSize. Siempre en la idea de parecer desaparecidu. Hoy me ha tocado un día con una afluencia mayoritariamente constituida de biohombres, debería ser tema de otro estudio. Empieza el estudio biológico, observo, escruto, calibro los instrumentos de mis vecinxs. No lleva duda que la Madre Naturaleza no nos ha dotado de las mismas ventajas. Descubro una variedad de especímenes que ni el cartel publicitaria de Benetton, pegado en el water de un familiar y de lo cual me pasaba horas a estudiar siendo niñu, ni mi proprio curriculum de polvos con varones me habían hasta ahora ilustrado. Podríamos establecer una tabla de los penes, donde encontraremos ejemplos de los mas peludos a los delicadamente afeitados testículos incluidos en su opuesto. O bien aquellos dotados de bolas prominentes, cuando consta de otra parte de la existencia de olivetas acompañando a vergas consecuentes. Aparece a veces miembro circunciso, o si no es el caso pene empezando a ponerse firme. Sin olvidar las pollas que te despiertan una sonrisa de oreja a oreja presumiendo de su calibre colosal como aquella de este afriKo, sin querer caer en el cliché, que no para de reclamar mi atención desde que puse culo en el litoral. Pique de gloria, por desgracia no me vales! De ahora en adelante voto a Micropenes, únicamente los falos de esta categoría recibirán mi juramento. Ô chiquitines perdidos en vuestro césped de pelos púbico! Os adoro tanto que me pondría a chochear. De donde me viene esta afición repentina me preguntarais. Así de simple, data del día en cual descubrí un video donde biohombres enarbolaban a sus aparatos genitales en un programa de radio yankee. Alucinadu, lo enseñe en seguida a mi entonces compi’ de piso, ella no pudo detener unos de sus famosos gritos decibélicos acompañados de una serie de “Ômygod!”… y llego la cuestione fatídica ; “Pero como tendrán sexo con sus chicas?” Ta-daaaam! Ya lo había soltado. Acababa de proferir un comentario que salido de la boca de unx heterx, a lo mejor de un gay también, no me fuese tan difícil de asumir, pero de ella bollera GoldStar era chocante.

– “BabyGirl, siusplau, make a point! Como les das placeres a tus chicas si la naturaleza te ha dotado de un clitoris, o sea de un micropene al cuadrado!!

– Oh, ….oh, ohhhhhh!”

En fin tuve que recordarle que el sexo que sea hetero o queer no trata únicamente de inserir un pene en una vagina. A CON-TRA-RIO. Es mas bien la expresión de una infinidad de posibilidades donde se clavan cualquier elementos ; orgánicos o no, comestibles o no, vibrantes o no…, en cualquier orificio de la anatomía humana. Sin hablar del placer a roce. Por ese motivo cuando veo un Micropene, no dejo de pensar en lo complacido que debe de estar su amante. Directamente, me imagino a l’arquetipo del Hombre lesbiano2, este individuo que asumiendo la débil existencia de su atributo sexual multiplicara el genio creativo en la hora de fornicar. Viva los MicroPenes! Viva!

1Claro que no tomo el sol en diciembre, este texto fue escrito en el verano. Lo publico ahora porque justo vi imágenes de un biohombre en el quirófano por un intervención de ampliación de su pene. Me parece tan triste no poder asumir aquello que la Naturaleza nos ha dotado y tener que mutilarse para responder a criterios machistas.

2Cf. L’Homme Lesbien, Jean Markale. Ed Jean Paul Rocher, Paris, 2008.

Anuncios

Un comentario el “Zoología de los Micropenes

  1. chainsaw
    2 diciembre, 2011

    jajaja! lo triste que los biohombres tengan que tenerla pequeña para echarle imaginación y salirse del mete-saca vaginal, no? en fin… como diría la pelos, que vivan los teknopenes! jaja

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en 2 diciembre, 2011 por en Kontemplando y etiquetada con , , , , .
A %d blogueros les gusta esto: